1. Plato de cerámicaAdemás de estar especializados en la venta de azulejos baratos en Madrid Centro, en nuestro establecimiento encontrarás una gran variedad de platos de ducha. Uno de los más populares son los platos de cerámica, un tipo de plato resistente al rayado y de fácil limpieza. El hecho de no ser especialmente caros, de encontrarlos con forma redonda o cuadrada y de que se coloquen directamente sobre el suelo, los ha hecho tan demandados.
  2. Plato de carga mineralSu principal componente es la resina que suele estar mezclada con mármol. El resultado es un plato de ducha sólido, pesado y resistente, con una estética muy moderna que se puede personalizar en función de la forma y color que queramos que tenga nuestro plato. Este tipo de plato de ducha se caracteriza por ser muy plano y tener poca altura, ser antideslizante y un poco más caro que otras modalidades.
  3. Plato acrílicoRealizado con una lámina acrílica sanitaria, las principales ventajas de estos platos de ducha es que son platos antideslizantes, poseen un tacto cálido y son muy ligeros. Su instalación resulta muy sencilla ya que se realiza directamente sobre el suelo plano. Como empresa especializada en la venta de accesorios para el baño y azulejos baratos en Madrid Centro, te aconsejamos este tipo de plato si quieres uno bonito, cómodo y no excesivamente caro.
  4. Mosaico de cerámica o GresitéEste plato está formado por cuadraditos de cerámicas de 2x2 centímetros unidas entre sí. El resultado es un plato de ducha mucho más vistoso y bonito, especialmente si se eligen cerámicas en tonos azules que recuerdan el interior de las piscinas. Su principal inconveniente es que su limpieza es más compleja por la suciedad que se suele acumularse en las juntas de los miniazulejos que lo forman.
  5. Piedras de ríoY por último, otro de los platos de ducha que queremos mencionarte en Saneamientos Chaparro es el de piedras de río, formado por cantos rodados unidos entre sí. Crea un ambiente muy natural en el baño y se trata de un plato de ducha resistente, duradero y muy antideslizante. Su principal inconveniente como ocurre en el Gresité es su limpieza, que se vuelve complicada por las juntas de las piedras.