Hasta hace relativamente poco las paredes de la cocina estaban protagonizadas por los azulejos blancos, grandes y mates, siendo los más demandados en las empresas de venta de azulejos en Madrid sur.  Esto hacía que las paredes y el suelo no tuvieran apenas protagonismo y todo el peso de la de decoración recayera en el mobiliario.   Afortunadamente, esta tendencia ha cambiado completamente. Ahora es frecuente ver azulejos de distintos colores, con texturas cada vez más elaboradas e incluso la combinación de éstos con nuevos materiales como los papeles pintados o los vinilos. En resumen, estamos ante el triunfo de la personalización y la búsqueda de lo único en un espacio tan personal y frecuentado.

Los colores intensos han saltado de los muebles infantiles a las cocinas, y cada vez es más común encontrar tonos fuertes como el rojo, el naranja o los verdes en los azulejos. Si no queremos sobrecargar el espacio, especialmente si contamos con poca luz, podemos optar por combinaciones entre distintos tonos, reservando un lugar privilegiado al blanco.

Del mismo modo, en este caso los muebles y la encimera deberán combinar con los azulejos. Un truco prácticamente infalible que nos comentan nuestros compañeros de Saneamientos Chaparro es combinar los azulejos de color intenso con los modernos electrodomésticos de color acero, que imprimirán carácter y personalidad propia a tu cocina.

Por todo ello, nada como acudir a nuestro establecimiento de venta de azulejos en Madrid sur, y entre nuestras miles de referencias encontrarás el azulejo que buscas para que tu cocina quede simplemente perfecta.