Además de estar especializados en la venta de azulejos baratos en Madrid Centro, en nuestro establecimiento podrás encontrar una gran variedad de muebles y sanitarios para tu cuarto de baño. En este post, nos gustaría contarte las ventajas que tiene instalar una cisterna empotrada para tu inodoro. Si estás barajando esta posibilidad, no dejes de leer este post y te convencerás.

Las cisternas empotradas son aquellas que están ocultas tras el tabique en el que se apoya el váter en vez de formar parte de su estructura. Si hace tiempo este tipo de cisternas eran habituales de locales públicos que pretendían así ganar un poco de espacio, hoy en día, cada vez son más los hogares que apuestan por este sistema.

La principal ventaja de las cisternas empotradas es que permiten ahorrar mucho espacio en el interior de los cuartos de baño. Con ellas, tanto los inodoros como el baño en general, se convierten en espacios más amplios, modernos y minimalistas.

Una cisterna empotrada tiene un pulsador en la pared que está conectado directamente con la pared o la falsa pared en la que está el depósito que alberga la cisterna en sí misma. El grosor de esta cisterna no puede superar los 10 – 15 centímetros para que pueda caber sin dificultad en el hueco o en falsa pared que se cree para ella. Suelen estar fabricadas en una sola pieza para reducir los riesgos de fugas o roturas.

Como expertos en la venta de sanitarios y azulejos baratos en Madrid Centro, podemos afirmarte que estas cisternas dan lugar a cuartos de baño más bonitos. Eso sí, acude a un centro especializado como Saneamientos Chaparro para obtener una de primera calidad y con protección especial que impida la formación de condensación de agua en la pared tras la que se esconde.