Los azulejos porcelánicos en Madrid dependen de un proceso de limpieza en especial, para que puedan permanecer durante mucho tiempo de la mejor manera posible. Seguramente no lo estés limpiando correctamente.

En este post vamos a aconsejarte sobre cómo hacerlo. Una vez que lo leas, sabrás cómo llevar a cabo una limpieza correcta de los azulejos porcelánicos en Madrid.

Lo normal que puede pasarte es que al pasar la fregona se queden marcas de pies o manos empañadas en los azulejos. Esto sucede por no hacer lo correcto.

Lo ideal una vez que finalice la obra donde se instala este tipo de azulejos, es que utilices los productos adecuados, es decir un producto de limpieza de final de obra. Es la mejor manera para que todos los restos de yeso o cemento desaparezcan y el suelo luzca de manera brillante y perfecta.

Pero debes tener cuidado, ya que este tipo de producto puede contener un alto grado de químicos tóxicos, que, aunque sirvan de forma efectiva en su limpieza, pueden tener consecuencias desagradables para tu piel, incluso para los acabados de acero o metálicos.

Por eso, tendrás que asegurarte de que no contienen ciertos químicos, y que sea específico para los acabados porcelánicos. No caigas en la trampa de cuanto más uses más limpio quedará, ya que no es cierto. Si usas una gran cantidad, pueden llegar a crear una capa superficial donde quedan todas las huellas.

Debes utilizar un recipiente de agua donde diluir una proporción de un quinto del producto y extenderlo por el pavimento o pared a limpiar, ayudándote de un estropajo verde, con cuidado de no producir arañazos. Una vez realices este paso, frota bien con un cepillo y sécalo con papel absorbente.

Si sigue estos pasos, tus azulejos quedarán perfectos. No dudes en contactar con nosotros en Saneamientos Chaparro para más información.