Cuando hacemos una venta de azulejos en Madrid, normalmente sondeamos antes a nuestros clientes para saber cómo son y de qué materiales el resto de componentes de su baño o cocina, pues es importante que unos y otros combinen y ofrezcan prestaciones parecidas según las necesidades. 

Hoy queremos hablarte de un elemento esencial en todo cuarto de baño: el inodoro. Al elegirlo, es conveniente tener en cuenta aspectos como el diseño, que sea fácil de limpiar, el tipo de instalación existente o el espacio del que se dispone. Existen inodoros de diversos tipos que pueden cubrir tus necesidades tanto funcionales como estéticas y los modelos varían teniendo en cuenta cinco aspectos: su forma y tamaño, según sea su tanque, según la forma de descarga de agua, el tipo de alimentación o entrada de agua y la tapa. 

En Saneamientos Chaparro queremos mostrarte los tipos que existen en función de su tanque:

  • Tanque bajo. Va situado justo encima de la taza y es el más común.
  • Tanque bajo compacto. El conjunto entero va completamente pegado a la pared ahorrando espacio en el baño y evitando que se acumule suciedad entre la pared y el inodoro. 
  • Tanque alto. Este tipo está prácticamente en desuso, el tanque y el inodoro están totalmente separados estando el primero colgado en la pared. La conexión entre ambos se hace mediante un tubo y la cisterna se acciona con ayuda de una cadena que cuelga del tanque. 
  • Inodoro con tanque integrado. Es el modelo más actual que integra el tanque en la misma taza y de esta manera se evita tener que instalar mecanismos de descarga. Puede ir sobre el suelo o suspendido en la pared, es muy compacto y ocupa muy poco espacio. 

Estamos especializados en saneamientos y venta de azulejos en Madrid, solicita información.